domingo, 31 de enero de 2010

GENOCIDIO

Martes 19 de Enero 2010
Ibamos corriendo vestidos, disfrazados, mejor dicho, ibamos corriendo disfrazados de monos. Recorríamos todos los edificios dejando huellas eternas en cada departamento. Pero es día dejamos más huellas que nunca. Nuestro paso era salvaje y buscábamos desesperadamente nuevas formas y maneras de divertirnos. Destruíamos vidas, valga decir grandes y pequeñas y reíamos sin parar. Reíamos con alegría y felicidad. No hay que olvidarse de describir el bonito y modernoso edificio que estábamos tomando. Era todo plateado, los pisos de los departamentos eran de madera y las paredes blancas con detalles rojos. Era hermoso. Y gigante. Tenía 37 pisos, lo que hacía que nuestra noche se fuese tornando cada vez más interesante. Piso por piso, las víctimas se tornaban más violentas. El morbo nos consumía totalmente la cabeza sin dejarnos disfrutar del todo el momento, haciéndonos querer más y más y... jáh!
La guardia del edificio reptaba por el piso, desangrándose, y sus manos y pies estaan ahora colgados de la ventana central del piso 21. Lo mejor de esta bella notte eran las gruesas paredes, que no permitían transpasar los gritos de horror que provocábamos, dando entonces una sorpresa a todos. Tomámos las cámaras de vigilancia y las quemamos tirándolas después a la calle que bordeaba el edificio... Y vinieran los covanis y bomberos y esa noche se pusiera aún mejor. Espíamos y estaban todos los vecinos. Estábamos adentro, queríamos ver la cara de los militsos cuando vieran lo que habíamos hecho. Entraban a todos los departamentos con las armas en alto y sacaban y sacaban cadáveres hacia la galería del piso. Eran más de 150 muertos. Claramente había un culpable, ó muchos. Pero aquellos habían ya dejado el edificio sigilosamente.

4 comentarios:

Michelle dijo...

hola, claramente esto es indicio de que tenes que empezar a tomar pastillas para dormir (?
jajajajajaj
te adoro.

Bautista dijo...

Estás re colgada con esto.

I wanna be sedated dijo...

hello
baby

Zool dijo...

Colgaste con el blog.